lunes, 9 de agosto de 2010

No es malo vivir en las nubes, lo malo es bajar


El Increíble Hombre Bala tiene de mascota un perro que se llama Nubarrón, y cada vez que es lanzado con su cañon aprovecha para sacarle de paseo.

3 comentarios:

macus romero dijo...

jajaja, me encanta :D ¿la nube le hace cosquillas en los pies?

Naxo dijo...

Q guay :) Ves como molan mas los perros que los gatos?:P Te ha traicionado el subconsciente jajaja
Me encanta! un besito!

Cinzia dijo...

Hola!!! me encantan tus ilustraciones!! yo estoy empezando, seguiré tu Bolg, seguro que aprenderé mucho de ti! enhorabuena!